Jakkolo, billar holandés

El jakkolo o billar holandés consta de las siguientes piezas de madera:

  1. Barra de inicio
  2. Parte inferior
  3. Paredes laterales
  4. Barra de puerta
  5. Compartimentos
  6. Pared trasera
  7. Discos


La mecánica del billar holandés es sencilla. Cada jugador dispone de 30 discos que debe deslizar desde un extremo de la mesa (parte inferior), delimitado con una barra de inicio, y encajarlos en cada una de las casillas numeradas al otro extremo (barra de puerta).

El objetivo es lograr el mayor puntuación posible al final de cada partida. En cada turno, los jugadores disponen de tres oportunidades para encajar todos los discos dentro de las casillas numeradas. En su primer sub-turno, cada jugador lanza sus 30 discos de forma consecutiva. Aquellos que entren en las casillas se quedan allí, y al final del sub-turno se apilan al fondo de las casillas para evitar obstrucciones.

Los discos que no hayan entrado se recogerán y el jugador intentará de nuevo encajarlos en su segundo sub-turno; al final del mismo, se repite el procedimiento. En caso de quedar discos en juego, se procede a una tercera y última sub-tanda. Al final de la misma, se hará el conteo de los puntos, y se cede el turno al siguiente jugador.


El puntaje se basa en el número de las casillas, marcadas con 2,3,4 y 1 de izquierda a derecha. Por cada serie que logre recibe 20 puntos. Una serie consiste en meter un disco en cada puerta. El resto de discos tendrán la puntuación de la puerta en la que estén. La máxima puntuación es de 148.

Importante: para que un disco cuente, debe haber entrado por completo a la casilla.